lunes, 25 de enero de 2010

Con la vida pendiendo de un hilo

Hasta el 3 de febrero el sistema de salud pagará por tratamiento



01/21/2010

Pacientes del centro de diálisis del Hospital Grady ven cómo con cada día se desvanece la esperanza de una solución.

Miguel Martinez/MH
» En veremos. Tres veces por semana la señora Rosa Leda recibe tratamiento en una clínica en Atlanta, pero a finales de mes esto podría cambiar. Nosotros queremos vivir, no queremos morir. Rosa Leda, paciente del Hospital Grady.

Rosa Leda y su familia no pueden más con la incertidumbre. Cada día se despiertan pensando hasta cuándo la mujer de 78 años podrá recibir el tratamiento que la mantiene con vida, si van a conseguir con qué comer o si por fin sucederá un milagro que acabe con tanto sufrimiento.

"Vivimos con mucha angustia", dijo Rosa, una de las pacientes de la clínica de diálisis del hospital Grady que cerró sus puertas en octubre del año pasado.

El centro, único que proveía tratamiento a personas pobres, sin seguro o indocumentadas en Atlanta, tuvo que cesar operaciones tras reportar por años pérdidas millonarias.

Inicialmente el sistema de salud se ofreció a trasladar a los pacientes a otros estados o incluso a sus países de origen, una oferta que algunos aceptaron, pero que otros, como doña Rosa, rechazaron de plano.

"¿Yo a qué me voy a ir a México si allá no tengo a nadie que me cuide, no tengo casa, no tengo nada?", expresó la mujer, quien vive en Estados Unidos desde hace 14 años.

Aquí, en cambio, tiene a toda su familia: sus hijos, sus nietos y su esposo, que está con ella día y noche, que le da ánimo todo el tiempo y la acompaña a las sesiones de diálisis a las que asiste en una clínica en North Druid Hills.

Ese tratamiento lo está costeando Grady, pero no por mucho tiempo. A principios de este mes la entidad anunció que solo hasta el 3 de febrero pagará por las sesiones de diálisis para Rosa y los otros pacientes.

Esta es la tercera vez que Grady extiende el plazo para pagar los procedimientos, a pesar de que tiene firmado un contrato con la clínica Fresenius para que provea servicios de diálisis hasta septiembre de este año.

Matt Gove, portavoz del sistema de salud, ha dicho que no sabe si habrá una extensión más del servicio y que, de ser así, se analizará cada caso individualmente.


Leer Artículo Completo

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Se produjo un error en este gadget.